5 soluciones para la decoración dormitorios infantiles

Transformar la habitación de los niños puede ser una de las partes más divertidas de renovar el hogar. En materia de decoración dormitorios infantiles, existen infinidades de ideas y estilos que, incluso, pueden costarnos poco dinero. Sea cual fuese nuestra elección, como comprar muebles nuevos o reciclar tener en cuenta estos 5 consejos nos ayudarán a crear un espacio soñado.

1. Elegir la temática

Seleccionar un tema dependerá del gusto y la edad de nuestros niños. Generalmente, las habitaciones son más coloridas cuando son pequeños y, a medida que crecen, el espacio de fantasía le va cediendo lugar a los espacios de estudio y a sus nuevas aficiones. 

De todas formas, un buen comienzo es pintar las paredes. Para ello, podemos tomar como punto de partida la temática y el color de la cama, contemplando particularmente al edredón, que es el centro visual del dormitorio. 

Es importante que las habitaciones estén bien iluminadas, por lo que los favoritos para esto son los colores pastel o el blanco, los cuales se pueden usar tanto para niños como niñas. Aunque, si preferimos algo más divertido y original, podemos optar por los personajes favoritos de nuestros pequeños. El lila, el azul, el verde e incluso el beige son los de tendencia este año, por lo que no dudes en usarlos indistintamente. 

Si tenemos niños de poca edad que les gusta dibujar en las paredes, podemos utilizar pinturas lavables y dejar que den rienda a su imaginación, teniendo luego la posibilidad de poder limpiar. Otro consejo útil es elegir colores neutros de forma que, a medida que van creciendo, sea más fácil readaptar la decoración.

2. Los muebles adecuados

Para la decoración dormitorios infantiles debemos tener en cuenta la edad y la estatura de cada niño, ya que los muebles deben adaptarse a sus necesidades y estar a su alcance (por ejemplo, el tamaño de la cama o los espacios para guardar juguetes o libros). 

Si el dormitorio es pequeño, es aconsejable evitar las mesitas o espacios de acumulación, siendo preferible elegir muebles que permitan un almacenaje ordenado y ocupen menos lugar. Una buena opción son las piezas desplegables o muebles tipo nido, que le ofrecen al espacio mayor versatilidad, así como un mobiliario multifunción, como las camas con cajoneras y pequeños escritorios. 

3. Evitar que la habitación sea un parque de diversiones

Muchas veces, cuando pensamos en la decoración habitación infantil, planeamos construir Disneyland y esto es un error. Debemos generar un espacio que fomente la imaginación de nuestros niños, sin dejar de lado la limitación clara de los espacios: la sección para dormir, para jugar o estudiar. La sobrecarga de elementos y color solo genera desorden, por lo que hay que guiarnos por el “menos es más”, y adquirir artículos que, además de bellos, sean funcionales.

4. Prevenir

Es un gran error no contemplar este punto en la decoración dormitorios infantiles, más cuando hay niños pequeños en casa. Evitemos elementos que puedan producir resbalones durante el juego, como, por ejemplo, las alfombras pequeñas. Estas pueden reemplazarse con vinilos o alfombras de gran tamaño y peso, con diseños únicos como flores, autos o con sus personajes favoritos. También es importante proteger las ventanas o enchufes y evitar accidentes. Existen sistemas de bloqueos muy eficientes para ello.

5. Tener en cuenta sus gustos y su crecimiento

Nuestros niños tienen su propia voz y serán ellos quienes habitarán el espacio. Cuando comencemos con la decoración habitación infantil, es importante involucrarlos en las decisiones, el cuidado de su propio dormitorio y escuchar sus gustos, los cuales se irán transformando con el tiempo. 

Deja un comentario