5 trucos para cuidar y mantener los muebles de madera

Puede cambiar el estilo de decoración de la casa, sus dueños e incluso todos los muebles. Sin embargo, la madera siempre será la opción preferida por todos. Así lo avalan años de constantes cambios en el mundo del diseño.

Es imposible negar el encanto de un mueble de madera en cualquier lugar de la casa. Este material es elegante y queda bien con cualquier color o estilo decorativo. Sin embargo, los muebles de madera necesitan de cuidados muy especiales para que luzcan como el primer día que los adquirimos.  En este sentido, estos trucos de limpieza, baratos y efectivos, ayudarán.

5 trucos para cuidar y mantener muebles de madera

1. Proteger los muebles del efecto de la luz solar, el calor y la humedad

La exposición directa a la luz solar y las fuentes de calor pueden resultar perjudiciales para los muebles rústicos de madera. Si vamos a acercar o posar objetos que desprendan calor sobre un mueble de este tipo como una mesa, lo mejor es utilizar un mantel, un portavasos o un tapete para que no toquen directamente la superficie. El mismo consejo es también válido para los dispositivos electrónicos, como las computadoras portátiles.

Por otra parte, los muebles colocados en un ambiente muy seco pueden terminar por agrietarlos, pero si hay mucha humedad se verán igualmente afectados. La temperatura adecuada para los muebles de madera es de unos 22 grados centígrados y un 40% de humedad.

2. Evitar los movimientos bruscos

Si hay que mover un mueble de madera, en vez de empujarlo lo recomendable es levantarlo, ya que lo último no estropea sus juntas. Si el mueble es demasiado pesado, es preferible pedir ayuda para el desplazamiento.

3. La limpieza debe ser frecuente

Debemos fijar un día durante la semana para la limpieza de los muebles. Ese día debemos retirar con un paño suave de algodón los restos de polvo y utilizar productos no abrasivos para el cuidado de los materiales.

4. Los productos caseros para la limpieza funcionan mejor

El aceite de oliva es el producto estrella capaz de limpiar todos los muebles rústicos de madera de nuestro hogar. Para hacer nuestra propia fórmula, sólo debemos mezclar en cantidades iguales aceite de oliva y zumo de limón en una taza y después utilizar un paño de algodón limpio para pasarlo sobre la madera.

El alcohol también es muy útil para los muebles de madera barnizados. Si se mezcla en partes iguales con el aceite de oliva obtendremos un potente limpiador. Las claras de huevo también son muy efectivas para limpiar los muebles de madera, basta con aplicarlas directamente sobre el mueble y después limpiar con un paño seco.

Para reparar las rozaduras en la madera, la nuez es muy efectiva. El fruto de la nuez se frota en la parte dañada del mueble y en el sentido de las vetas de madera, hasta que comience a fundirse y crear una capa reparadora

5. No usar amoniaco

Es cierto que muchos productos comerciales para limpiar la madera contienen amoniaco .Sin embargo, se trata de una sustancia abrasiva que con el paso del tiempo le quitara color y brillo a los muebles de madera.

Ciertamente, tener muebles de madera en perfecto estado requiere de cuidados periódicos, pero el esfuerzo valdrá la pena ya que son elementos que estarán mucho tiempo haciéndonos compañía en el hogar.

Deja un comentario