Las mejores combinaciones de mesas y sillas para comedor

Combinar texturas, colores, estilos y materiales diversos en un mismo espacio es una tendencia actual en la decoración de interiores. Las mesas y sillas para comedor no son la excepción: hoy en día es cada vez menos frecuentes ver juegos de comedor con diseños y tonalidades uniformes.

Más que un estilo en particular, lo que hoy prima es la sensación que los muebles y la decoración producen en quienes los utilizan diariamente. Al momento de pensar en la decoración de esta habitación tan importante, las mesas y sillas de comedor son un elemento fácil de cambiar y combinar para lograr darle un sello único y muy personal.

Por eso, existen algunos criterios básicos que se pueden utilizar a modo de orientación para crear combinaciones de mesas y sillas para comedor: ¿Cómo combinar las sillas?

1. Misma forma, distintos colores

La clave para lograr un buen resultado con sillas del mismo diseño en múltiples colores es seleccionar colores complementarios. Algunas de las combinaciones más usuales son: amarillo y morado, azul y naranja o rojo y verde.  

2. Mismo color o material, distintas formas

En este caso lo más importante es la uniformidad en el color o textura del material a elección. De esta manera, la variedad de formas producirá una combinación ecléctica pero armónica.

3. Distintas formas y colores

Una alternativa un poco más audaz que las anteriores es seleccionar diversos diseños y tonalidades. En este caso, lo ideal es mantener de todas formas una cierta consistencia en la elección del color. Por lo general, esto se traduce en una paleta monocromática, por ejemplo: escala de grises o distintas tonalidades de un mismo color.

4. Clásico y moderno

Esta mezcla no solo tiene que ver con los estilos de las sillas, sino también con los materiales de que están hechas. La idea es generar contraposiciones adicionales. Por ejemplo, materiales industriales versus materiales nobles o naturales (acrílicos con madera o mimbre), o rígido versus suave (metales con tapizados). La clave está en ir generando un equilibrio entre texturas y acabados opuestos.

5. Incluir sillas con apoya brazo no solo en las cabeceras

Tradicionalmente en las mesas rectangulares las sillas con apoyabrazos se incluían en los extremos, dada la importancia de quienes ocupaban esos puestos. En un esquema de decoración más relajado y moderno, una buena idea es intercalar sillas con apoyabrazos a lo largo de toda la mesa.

¿Cómo combinar las sillas de comedor con la mesa?

Los criterios propuestos para combinar las sillas también son aplicables al momento de juntarlas con la mesa. Por ejemplo: clásico y moderno, natural o rústico. Además de lo anterior, es importante tener en cuenta las siguientes proporciones:

1. Las medidas de las sillas

Cuando se seleccionan sillas con diferentes diseños es necesario procurar que estas tengan la misma altura y un ancho lo más similar posible. De esta manera, se crea una combinación funcional y visualmente armónica.

2. Las medidas de las sillas deben ser proporcionales a la mesa

No deben quedar muy arriba, ni muy abajo. Si bien existen medidas estandarizadas, la referencia más sencilla para determinar la altura ideal de una silla es que una vez sentado, el comensal pueda apoyar sus antebrazos en la mesa generando un ángulo de 90° en sus brazos.

Estas propuestas son orientaciones para crear un juego de comedor con un toque único y personal. Hoy en día no existen criterios únicos sobre el buen gusto en la decoración de interiores, lo que prima es la calidad de los materiales, la comodidad y la identificación con los gustos de cada persona.

Deja un comentario