Muebles modulares: Soluciones perfectas para ahorrar espacio

Cuando llevamos a cabo un diseño de interiores, tenemos que tomar en cuenta los espacios y las dimensiones que tenemos disponibles para seleccionar los muebles que utilizaremos. Sin embargo, en ocasiones quisiéramos tener la posibilidad de modificar o personalizar nuestras habitaciones de manera más fácil y adecuarlas a nuestras necesidades. Para esto, los muebles modulares se han vuelto una solución inmediata, que nos permiten manipular y mejorar nuestros espacios de forma rápida y sin complicaciones.

¿Qué es un mueble modular?

Es un mueble que está compuesto por varias piezas que se unen entre sí, lo que nos permite organizarlo y transformarlo de acuerdo a las necesidades que tengamos en el momento. Este tipo de mobiliario se ha vuelto tendencia, debido a su versatilidad y capacidad de adaptación en distintos escenarios. Un mueble modular puede ser una mesa, un sillón, un escritorio, hasta un librero o un armario.

¿Cuáles son sus características?

●      Flexibilidad: los muebles modulares son moldeables, fáciles de desplazar, y se ajustan según la organización que estemos buscando.

●      Adaptabilidad: al estar formados de varias piezas que se unen, este mobiliario puede ampliarse o reducirse de acuerdo a nuestras instalaciones.

●      Ahorro de espacio: tienen la capacidad de optimizar espacios, especialmente los que cuentan con pocos metros cuadrados. Son fáciles de adecuar con base en las situaciones que se nos presenten.  

●      Funcionales y estéticos: cubren nuestras necesidades de distribución, funcionalidad y optimización, sin dejar de cuidar el estilo y diseño de nuestras habitaciones.

Muebles modulares en la oficina

Los muebles modulares se acomodan a los nuevos espacios compartidos de trabajo, como el coworking. Se utilizan mesas modulares para reuniones, que podemos ampliar o reducir, según el número de personas que asistan. También hay muebles formados por módulos que sirven para guardar planos, proyectos o material impreso.

Para las salas de juntas están los sofás modulares, los cuales tienen la característica de poderse separar o enlazar para hacerlos más grandes o más pequeños; incluso existen los escritorios circulares que se pueden adaptar para el trabajo individual o en equipo.

Muebles modulares en el hogar

Dormitorios

Hay muchas combinaciones de cama, escritorio y clóset que podemos armar, desarmar o reubicar según nuestro gusto. También existen camas individuales o literas que tienen cajoneras, mismas que se pueden quitar, mover o aumentar con más módulos.  Para complementar nuestro hogar, existen las bibliotecas modulares. Estas se conforman de archiveros o libreros que pueden modificarse en tamaño y diseño.

Baños

El uso de muebles modulares en los baños implica ahorro de espacio y mayor funcionalidad. Existen módulos suspendidos con cajones superpuestos, otros con un cajón y lavabo incluido, o podemos optar por aquellos que se adaptan a las paredes y los muebles.

Cocinas

Al igual que en los baños, los muebles modulares sirven para agregar repisas, estantes, o cajoneras para acomodar vasos, cubiertos, vajillas y utensilios generales de cocina. Se adaptan de manera efectiva al espacio del que disponemos.

Living-comedor

El sistema de módulos es útil para almacenar y organizar nuestros artículos de la sala-comer; muchos de estos tienen la ventaja de ser apilables. Podemos elegir muebles que combinen cajones y estantes o estanterías modulares que nos sirvan para guardar libros u objetos de valor. También se pueden implementar las mesas y los sofás modulables para cuando la familia o los amigos vienen de visita.

Como podemos ver, el uso de este tipo de amueblado es amplio y adaptable a cualquier espacio, por esa razón es una tendencia diseñar nuestros hogares y oficinas con ellos. Además de aprovechar sus ventajas, podemos disfrutar de su versatilidad y utilizar la creatividad para rediseñar cuantas veces queramos nuestras habitaciones.

Deja un comentario