¿Cómo elegir los muebles ideales para tu comedor?

¿Cómo elegir los muebles ideales para tu comedor?
Nov

 

Cuando decoramos nuestro hogar, el comedor es uno de los espacios que resulta un poco más complicado para decidir qué hacer con él. Allí se dan los encuentros más especiales día a día, ya sea con la familia o los amigos que nos visiten. Es por eso que al momento de elegir los muebles de comedor con los que queremos contar, debemos estar muy seguros de nuestra decisión.

La elección de los muebles para comedor debe pasar por evaluar varios factores, por lo que, llegada la esperada fecha de salir a comprarlos, conviene hacernos las siguientes preguntas:

 

¿Quiénes integran la familia?

 

El número de integrantes de la familia define directamente cuántas plazas serán necesarias y, por ende, el tamaño de la mesa y número de sillas. Además, la cantidad de niños en casa y sus edades agregan a este factor características especiales, porque si todavía son muy pequeños, los muebles de comedor deben tener el tamaño adecuado y ser lo suficientemente cómodos para ellos, sin afectar la comodidad de los adultos.

Por otra parte, en este punto también debemos tomar consciencia de la regularidad con la que recibimos visitas de otros familiares o amigos, porque este detalle también influye en la elección. Lo bueno es que hoy en día existen las mesas extensibles, con lo cual podemos tener una solución para casos como este.

 

¿Cuánto espacio hay disponible?

 

Actualmente muchos hogares cuentan con espacios más reducidos, donde incluso el comedor comparte la misma área que el living. Dependiendo de ese espacio que tengamos disponible para nuestros muebles, podemos escogerlos de mayor o menor tamaño, pero no sólo eso, sino también su forma. Las mesas redondas quedan muy bien si nuestro espacio es reducido, mientras que las cuadradas podemos acomodarlas en cualquier rincón y mover en caso de visitas ocasionales. Ahora bien, sin duda las  opciones con forma rectangular solamente debemos considerarlas para espacios más amplios, por eso es importante una atención personalizada, la que objetivamente tus sueños, harás realidad.

 

¿Qué funcionalidades deseamos tener?

 

En ocasiones, usamos los muebles del comedor con otras intenciones, como reuniones familiares, mesa de juegos, tareas escolares o escritorio de trabajo. Todo esto forma parte de la decisión que tomaremos. No podemos elegir una mesa antigua de madera oscura o mesas con superficies de vidrio si vamos a destinarla a otros usos que puedan atentar contra su integridad.

 

¿Cuál es el estilo deseado?

 

Los muebles del comedor no solamente deben cumplir con su función, sino también verse bien. No queremos contar con una mesa y sillas que desentonen entre sí y mucho menos que se vea fuera de lugar en el espacio en que están ubicados. Todo esto debe combinar con los colores de la habitación en la que se encuentren, ya sea en la cocina o en la sala, así como también con el estilo de nuestra familia. Qué extraño se vería una enorme mesa de madera de roble con sillas de patas enormes y espaldar alto, en un comedor bien iluminado por la luz del sol y usado por una familia joven, ¿verdad?

 

¿Qué tan cómodos queremos sentirnos?

 

La respuesta a esa pregunta es esencial. Por encima de todo, debemos sentirnos cómodos al sentarnos a comer, con sillas en las que nuestras piernas y espalda se encuentren rectas, mesa a la altura adecuada y una relación de espacio acorde a las necesidades de toda la familia.

Cuando elegimos los muebles para comedor, estamos escogiendo también una parte esencial de la decoración de nuestro hogar. Si nos hacemos las preguntas aquí planteadas, seguramente seremos capaces de hacer una buena elección y traer a casa unos muebles que nos acompañarán por mucho tiempo.

Descubre 4 formas de proteger tus muebles de terraza

Descubre 4 formas de proteger tus muebles de terraza
Nov

 

Cuidar los muebles de terraza es mucho más que cubrirlos cuando está lloviendo o guardarlos bajo techo para evitar que se mojen, pierdan color o deterioren. Cuidar los muebles también nos ayuda a alargar su vida útil, cuidar sus materiales y evitar reemplazarlos.

Sin embargo, todo depende del material que escojamos para nuestros muebles. Sillas, sillones de terraza o mesas son algunas de las opciones más comunes, donde sus diseños pueden estar compuestos por madera, rattán, tela o plástico.

 

Utiliza un toldo o cúbrelos

 

Esta opción, además de ser práctica, le dará un toque especial a tu terraza, protegiéndote del sol, la lluvia y además, actuando como protección para los muebles que descansen en este espacio. Procura que el toldo sea de material resistente, tela gruesa y pilares sólidos. Si cuentas con una mayor superficie, un techo de material sólido también es una excelente opción.

Cubrirlos con una lona también puede servir para protección extra a tus muebles, así evitas que se acumule polvo o se deterioren cuando no utilices la terraza en invierno.

Al mismo tiempo, procura utilizarlos correctamente en un sillón terraza de manera tal de no manchar las telas al ser mal aplicados. Los beneficios de estos productos radican en que en superficies como la madera, no verán afectadas sus características.

 

Aplica barniz y pintura

 

Los tintes o barnices pueden actuar como barrera protectora de rayos UV. La exposición prolongada a la luz solar puede dañar las características de la madera por lo que es recomendable aplicar pintura y barniz a lo menos cada dos años. Así, evitas que la exposición acondiciones climáticas deterioren tus sillones de terraza.

En el caso de fibras vegetales o sintéticas como el rattán, bastará con aplicar una limpieza del polvo con un cepillo. También puedes utilizar barniz especial para dar más brillo y protección.

 

Evita la exposición a la humedad y luz solar

 

Aunque parezca obvio, es entendible que los muebles, como un sillón terraza, estarán siempre expuestos a la intemperie. Aunque estén fabricados de elementos como metal, aluminio, hierro, madera, textil o fibras vegetales, siempre el paso del agua o el calor puede provocar corrosión o daños mayores. En el caso de la madera en muebles de terraza, su exposición a la intemperie puede hacer que pierdan su tono, desarrollen plagas o absorban la humedad deteriorando su uso diario.

Evita la exposición al sol utilizando un toldo o un techo y reemplaza y lava periódicamente los textiles de cojines. Esto permitirá que se conserven de mejor manera y no se destiñan o pierdan sus colores originales.

Ya lo sabes, con esta serie de cuidados básicos podrás mantener en buen estado tu terraza para utilizarla todo el año. Sólo depende de cómo distribuyas tus espacios y cómo des mantenimiento a este espacio de tu hogar.